Soy súper feliz

 

Dios es la fuente de la felicidad y nos desea súper felices. Al estar en pacto con Él nos hace súper felices y nos da lo mejor para disfrutar de una vida plena diariamente. Por lo que permanecer conectado con Dios es la mejor bendición y decisión.

“Les digo todo esto para que sean tan felices como yo”. – Juan 15:11 TLA

La sabiduría y entendimiento son claves para la felicidad. Y el principio de la sabiduría es el temor a Dios, esto es, ser leal a Dios.

Feliz es el hombre que encuentra sabiduría y adquiere entendimiento. – Proverbios 3:13 BLA.

 Dios te quiere súper feliz y no preocupado ni angustiado por la vida.

“Ya que Dios nos hace estar felices, dejemos de preocuparnos tanto por la vida”. – Eclesiastés 5:20 TLA

“Dios me ha hecho muy feliz, Dios me ha dado muchas fuerzas”. -1 Samuel 2:1 TLA

Ser súper feliz es una decisión. Todos los días son alegres para el que anda feliz.

“Para el que anda triste, todos los días son malos; para el que anda feliz, todos los días son alegres”. – Proverbios 15:15 TLA

Los que son súper felices, hablan siempre con la verdad, hablan bien, hacen el bien y viven en paz con todos.

“Los que de todo corazón deseen vivir y ser felices, deben cuidarse de no mentir y de no hablar mal de otros; deben hacer el bien, dejar de hacer el mal y vivir en paz con todos”. – 1 Pedro 3:10-11 TLA

Seguir las enseñanzas de Dios te garantizan tu felicidad.

“Pero yo sigo tus enseñanzas porque ellas me hacen feliz”. – Salmos 119:70 TLA

Al honrar a Dios tendrás un futuro feliz.

“Obedece siempre a Dios; así tu futuro será feliz”. – Proverbios 23:17-18 TLA

Con Dios a mi lado, soy súper feliz.

“Tú me enseñaste a vivir como a ti te gusta. Contigo a mi lado soy verdaderamente feliz”. – Hechos 2:28 TLA

Hay un sin número de razones por las cuales “Soy súper feliz”. A continuación, te comparto algunas declaraciones que he creado y que he meditado. Me han ayudado a vivir una vida extraordinaria y de crecimiento en mi jornada en el reino de Dios. Estoy seguro que pueden hacer lo mismo por ti y contribuir en tu vida.

“Soy súper feliz y agradecido por todas las personas que Dios ha puesto alrededor de mí para contribuir a mi crecimiento”.

“Soy súper feliz porque mi corazón permanece en sintonía con Dios”.

“Soy súper feliz porque Dios satisface todos los días de mi vida con bendiciones”.

“Soy súper feliz porque Dios es quien me corona de favores y misericordias”.

“Soy súper feliz porque Dios me dio un corazón nuevo en el que he atesorado su palabra que ha sustenta diariamente mi vida”.

“Soy súper feliz porque vivo conectado con Dios, la fuente de felicidad y de bendición”.

“Soy súper feliz porque la gloria de Dios mora en mí”.

“Soy súper feliz porque estoy en pacto con Dios”.

“Soy súper feliz porque el Espíritu de Dios habita en mí”.

“Soy súper feliz con Dios por lo que soy, lo que tengo y lo que hago”.

“Soy súper feliz porque soy hijo de Dios”.

“Soy súper feliz al contribuir en el servicio a Dios y a mi prójimo”.

“Soy súper feliz porque Dios es la fuente de mi crecimiento”.

“Soy súper feliz porque puedo escuchar la voz de Dios”.

“Soy súper feliz porque Dios es quien guía mis pasos”.

 

Y tú, ¿por qué eres súper feliz? Comparte cual ha sido la reflexión que más te ha gustado y cual añadirías en esta lista. Bendiciones.

 

Dr. Marcos Coronado

Dejanos tu comentario

Todos los campos marcados (*) son requeridos