Adorador: Desecha la soberbia y SÉ HUMILDE

 

Seis cosas aborrece Jehová,

Y aun siete abomina su alma:

Los ojos altivos, la lengua mentirosa,

Las manos derramadoras de sangre inocente, (PROVERBIOS 6:16, 17 RVR60-ES)

La soberbia es abominación a Dios. Esta fue la causa de la caída de Lucifer, quién antes de esto, era un ser perfecto hasta que la maldad fue hallada en El.

Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. (EZEQUIEL 28:15 RVR60-

Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. (EZEQUIEL 28:12 RVR60-ES)

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti. (EZEQUIEL 28:17 RVR60-ES)

A raíz de la soberbia Lucifer fue destituido de la gloria de Dios, ya no era digno de morar en el monte santo del Señor. La soberbia trajo la deshonra a su vida.

Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría. (PROVERBIOS 11:2)

Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes.

Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. (SANTIAGO 4:6 RVR60-ES)

Lucifer era un ministro del Altísimo, los instrumentos estaban listos para Él, el día de su creación.

Hoy en día tañedores y salmistas son atacados principalmente por un espíritu de soberbia, y esto representa uno de los obstáculos por los cuales Dios no se manifiesta en la adoración, El resiste a los soberbios! Esto es, se OPONE a ellos. La adoración no es acerca del sonido que sale de los instrumentos sino que trasciende primeramente del sonido que proviene del corazón de quien esta ejecutando la música, esto es del adorador.

Jehová exalta a los humildes, y humilla a los impíos hasta la tierra (SALMOS 147:6)

Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos (SALMOS  138:6)

El adorador en todo momento debe ser HUMILDE, ya que de los humildes es el Reino de Dios.

 

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (MATEO 5:3)

Desecha toda soberbia, y adora a Dios con un espíritu manso y humilde! 

 

Por Marcos Coronado.

Elyon – Adoración Profética

 

Dejanos tu comentario

Todos los campos marcados (*) son requeridos